Acuáticas

 Natación Embarazadas 

El embarazo modifica interna y externamente el cuerpo de la mujer. Durante las sesiones planificadas por los Técnicos Deportivos se realizarán ejercicios enfocados a trabajar la musculatura abdominal y perineal. La sensación de libertad adquirida a través de la natación es facilitada por la distribución de peso a lo largo de tu cuerpo, sin duda el agua se convierte en un elemento necesario para conseguir esa tranquilidad traducida en agilidad corporal. El método va dirigido a las futuras madres que desean prepararse para el momento del parto. Con la práctica de la natación-premamá tus músculos adquieren tonicidad tanto en brazos, piernas, abdomen y espalda; en general todo tu cuerpo consigue mayor equilibrio, resistencia y flexibilidad. Además, evitarás los dolores de espalda, mejorarás tu circulación y agilidad, conseguirás relajarte y podrás nadar sin esfuerzo.
Practicar ejercicio suave durante el embarazo ayudará a las futuras mamás a recuperarse con mayor rapidez, ayuda a mantenerse en forma y a quemar algunas calorías de más sin hacer un ejercicio intensivo.